IMOMA: Instituto de Medicina Oncológica y Molecular de Asturias 

Síguenos en twitter siguenos_facebook facebook
Oncología radioterápica
 

La última tecnología al servicio del paciente

Últimas Noticias

Revierten el envejecimiento cerebral en ratones

 
Revierten el envejecimiento cerebral en ratones
El correcto mantenimiento de los telómeros (estructuras que protegen los extremos de los cromosomas), podría revertir la degeneración de los tejidos relacionada con el envejecimiento, según sugiere un estudio publicado por la revista Nature. El trabajo, realizado en el Dana Farber Cancer Institute de Harvard, Boston, ha contado con la participación del Dr. Juan Cadiñanos, quien diseñó los ratones modificados genéticamente que han permitido realizar estas observaciones. Actualmente, el Dr. Cadiñanos es el director del Laboratorio de Medicina Molecular del IMOMA.

A lo largo de la vida nuestras células se dividen sucesivamente para asegurar la renovación de los tejidos. A consecuencia de estas divisiones, los extremos de nuestros cromosomas, los telómeros, van erosionándose gradualmente. A modo de simplificación, se puede decir que los telómeros cumplen en los cromosomas la misma función que el recubrimiento plástico que protege los extremos de los cordones de los zapatos para evitar que se deshilachen. Como se había demostrado anteriormente, los ratones que carecen de telomerasa envejecen prematuramente. En el trabajo publicado en Nature se han utilizado ratones que poseen una telomerasa inactiva que se puede reactivar temporalmente mediante un fármaco. La reactivación de este enzima permite la reparación de los telómeros, facilita la división celular y revierte la degeneración de diversos tejidos. Como ejemplo destacado, la reactivación de la telomerasa revierte la neurodegeneración y permite la recuperación del sentido del olfato que se había deteriorado por la edad.

El estudio realizado sugiere que, si se logra activar el mecanismo adecuado, los órganos deteriorados a causa del envejecimiento pueden ser capaces de recuperar las funciones que han perdido. En cualquier caso, hay que ser prudentes y advertir que, aunque en este trabajo no se observó la aparición de tumores, la reactivación de la telomerasa prolongada, o en edades más tardías, podría llegar a causar cáncer.
 

<< volver

  • Compartir en:
    • facebook (en nueva ventana)
    • twitter (en nueva ventana)
    • google bookmarks (en nueva ventana)

Destacados