Oncología Radioterápica

Radioterapia

El IMOMA ha sido pionero en la administración de tratamientos de alta precisión y rapidez en nuestro país, con en la puesta en marcha en el año 2011 del acelerador lineal TrueBeam STx powered by Novalis gracias a la tecnología de Varian y Brainlab.

¿En que consiste la radioterapia?

Consiste en la administración de radiación ionizante para el tratamiento de los tumores. Actúa sobre el ADN de las células tumorales evitando que se reproduzcan y facilitando su eliminación. Se puede administrar sola o asociada a otros tratamientos oncológicos como la cirugía o la quimioterapia.

La radioterapia externa utiliza un acelerador lineal para generar y dirigir los rayos de alta energía hacia el tumor. El tratamiento de radioterapia externa se administra en la mayoría de los casos en el transcurso de varias semanas, las sesiones se realizan de manera ambulatoria. En determinados casos, según las características de la enfermedad, se pueden administrar altas dosis de radiación en pocas sesiones.

Según el tipo de tumor, el esquema de tratamiento puede ser diferente. En algunos casos, la Radioterapia se administra antes de la cirugía para reducir el tumor o después de la cirugía para disminuir el riesgo de que el tumor reaparezca. En otros casos de cáncer, cuando la cirugía no es la mejor opción, se combina con quimioterapia.

Nuestros doctores estudiarán su caso, para explicarle cuál es el mejor tratamiento que está indicado en su caso.

 

 

CÓMO ACCEDER

  • Seguro
  • Paciente particular
  • A través de médicos referidores
  • Equipo de apoyo

Técnicas de radioterapia disponibles

La radiocirugía o radioterapia estereotáxica permite tratar tumores cerebrales (primario o metástasis) en una sola sesión,  sustituyendo a la cirugía y consiguiendo los mismos resultados. Se trata de un tratamiento de alta precisión.

La tecnología de la que disponemos permite conformar la radiación de tal manera que la lesión recibe una dosis alta de radiación evitando el tejido cerebral sano circundante y reduciendo el riesgo de efectos secundarios.

En algunos casos, las características del tumor no permiten administrar el tratamiento de radiocirugía en una sesión única, por lo que se fracciona el tratamiento en varias sesiones. Se utilizan los mismos sistemas de precisión en la administración de la radiación que en el caso de la radiocirugía.

La SBRT es una técnica que se utiliza en el tratamiento de tumores de pequeño tamaño localizados en el pulmón, el hígado, el páncreas, las glándulas suprarrenales, el hueso, ganglios…

Consiste en la administración de una dosis muy alta de radiación con alta precisión en pocas sesiones. Los sistemas de posicionamiento utilizados permiten proteger los órganos sanos próximos a la zona a radiar.

La duración del tratamiento permite que la interrupción de los tratamientos sistémicos sea lo menor posible.

En pacientes con tumores de pulmón en estadio inicial no candidatos a cirugía permite la realización de un tratamiento de intención curativa equivalente a la cirugía

La radioterapia de intensidad modulada permite que la radiación entre al paciente desde muchos ángulos en el caso de la IMRT, o en forma de arco en los 360º en el caso de la Arcoterapia. Los modernos sistemas de cálculo disponibles en la actualidad, posibilitan de este modo dirigir una radiación eficaz a la zona que queremos tratar protegiendo las zonas de tejido sano circundante y por lo tanto, reduciendo el riego de efectos secundarios.

Esta técnica la utilizamos, habitualmente, para tratar tumores de cerebro, cabeza y cuello, pulmón, mama, linfomas, digestivos, próstata, ginecológicos, recto, pediátricos, y la forma de administrarla es de lunes a viernes durante varias semanas.

Se trata de sistemas de imagen que nos permiten localizar el tumor con precisión milimétrica (<0.5mm) antes de administrar cada sesión de tratamiento.  Esta tecnología nos permite confirmar la localización de la zona a tratar y posicionar al paciente con exactitud.

Este sistema es fundamental a la administración de dosis altas de radiación en tratamientos como la radiocirugía o la SBRT.

En tratamientos de varias semanas, nos permite ver los cambios en el tumor durante el tratamiento y replanificar si es necesario el tratamiento que estamos administrando.

Para un mayor rendimiento, a veces se necesita de la colocación de unos marcadores (marcadores fiduciales) cerca de la lesión, que nos facilitan la colocación del paciente.

Nos permiten controlar el movimiento respiratorio de cada paciente. La realización de un TAC 4D permite conocer el movimiento del tumor de cada paciente, pudiendo ajustar el volumen de tratamiento necesario.

Además, en determinados casos nos permite tratar el tumor únicamente en una fase del ciclo respiratorio, de esta manera reducimos el riesgo de efectos secundarios en los tejidos sanos de alrededor.

Este sistema se utiliza en cáncer de mama, hígado, páncreas, pulmón…

Camino del paciente

En este infográfico, se describe el camino del paciente a través del servicio de Oncología Radioterápica.

Durante su tratamiento de Radioterapia, usted contará con un equipo de profesionales sanitarios a su disposición, que integran nuestros Servicios de Oncología Radioterápica y Radiofísica:

Servicio de Oncología Radioterápica

Este Servicio está formado por médicos especialistas en oncología radioterápica y son los responsables del tratamiento. Se encargan, no sólo de prescribirlo, sino de evaluar la situación general, realizar revisiones periódicas de control y coordinar el trabajo de los Técnicos Especialistas en Radioterapia.

Además cuenta con un equipo de enfermería que proporciona los cuidados que el paciente tendrá que realizar para reducir el riesgo de aparición de efectos adversos. Destaca su accesibilidad y contacto diario con el paciente, detectando cualquier signo de alerta en su estado que precise de atención médica.

Nuestro Servicio se caracteriza por el talento y la formación continua de su personal, que no sólo se encargan del día a día de nuestros pacientes sino que se aseguran de que la ultima tecnología es adecuadamente trasladada al paciente oncológico.

Saber más sobre Radioterapia Externa

Vaya a la sección del equipo de Enfermería

Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica

La Radiofísica Hospitalaria se ocupa de medir y valorar las radiaciones, con el fin de contribuir a la correcta planificación, aplicación e investigación de las técnicas radiológicas que la Física pone a disposición de la Medicina.
El Servicio de Radiofísica del IMOMA proporciona asesoría sobre las diferentes técnicas de tratamiento, la interpretación de dosimetrías clínicas y el efecto de las radiaciones a nivel de protección radiológica.

Vaya a la sección del Servicio Radiofísica y Protección Radiológica